Filosofía, Ciencias y Religión: guía de campo para conocer la normativa chilena en educación

Al igual que otras organizaciones laicas, en Acción Secular estamos en alerta ante el adoctrinamiento religioso en colegios públicos con subsidio estatal y por eso hemos apoyado fuertemente el movimiento por una #EducaciónLaica desde nuestro inicio.

Este año el problema ha logrado una mayor visibilidad debido a la propuesta de malla curricular para III y IV Medio, donde se plantea eliminar Filosofía y Ciencias Naturales del Programa de Formación General Común para acomodar todos los contenidos en la malla, demostrando que cada hora lectiva es crucial y que deben usarse para contenidos que sean del máximo provecho.

Pero como en toda discusión sobre marcos legales e instituciones públicas, es necesario conocer e interpretar múltiples leyes y decretos, junto a las declaraciones del Ministerio de Educación, Consejo Nacional de Educación y la Superintendencia de Educación; entidades que en ocasiones parecen echarse la culpa entre sí sobre las evidentes falencias del sistema.

Es por eso hemos preparado este artículo, recogiendo los detalles esenciales para una discusión informada que ayude realmente a evaluar y mejorar la problemática actual. Y ante la inevitable extensión, adelanto que primero se hablará de la ley que obliga a enseñar religión en colegios públicos, luego de las distintas normativas que aseguran los derechos a eximirse y tener otras actividades tanto en colegios públicos como privados, el polémico documento que pone en duda la pertinencia de Ciencias Naturales y Filosofías y algunas consideraciones finales.

Religión en el colegio: una cancha muy dispareja

Todo estaba bien bajo la garantía de Estado laico de la Constitución de 1925, con el DTO-776 de Educación del 18 de Octubre de 1977 (ahora derogado), que sólo contemplaba la presencia de clases de religión si una mayoría importante de apoderados lo solicitaba al colegio. Pero luego vino la redacción del DTO-924 de 1984, en plena dictadura, ordenando que todo colegio público debe destinar dos horas lectivas semanales desde prebásica a enseñanza media para enseñar al menos una religión, ofreciendo opciones para otra religión sólo si existen recursos (sala, profesores) y un programa aprobado por el Ministerio de Educación. El resultado fue el esperable: la gran mayoría de colegios sólo puede ofrecer una religión, y casi siempre es la católica.

DTO-924 / 7-enero-1984
Artículo 1°.- Los planes de estudio de los diferentes cursos de educación pre-básica, general básica y de educación media, incluirán, en cada curso, 2 clases semanales de religión.
Artículo 2°.- Las clases de Religión se dictarán en el horario oficial semanal del establecimiento educacional.
Artículo 3°.- Las clases de religión deberán ofrecerse en todos los establecimientos educacionales del país, con carácter de optativas para el alumno y la familia. Los padres o apoderados deberán manifestar por escrito, en el momento de matricular a sus hijos o pupilos, si desean o no la enseñanza de Religión, señalando si optan por un credo determinado o si no desean que su hijo o pupilo curse clases de Religión
Artículo 4°.- Se podrá impartir la enseñanza de cualquier credo religioso, siempre que no atente contra un sano humanismo, la moral, las buenas costumbres y el orden público.
Los establecimientos educacionales del Estado, los municipalizados y los particulares no confesionales deberán ofrecer a sus alumnos las diversas opciones de los distintos credos religiosos, siempre que cuenten con el personal idóneo para ello y con programas de estudio aprobados por el  Ministerio de Educación Pública.

Pese a ello, el DFL-2 del Ministerio de Educación declara que la educación pública debe ser de carácter laico, es decir, no confesional, respetando la diversidad religiosa y cultural de las familias.

DFL-2 / 2-Julio-2010 Mineduc
Art. 3º f) Diversidad. El sistema debe promover y respetar la diversidad de procesos y proyectos educativos institucionales, así como la diversidad cultural, religiosa y social de las familias que han elegido un proyecto diverso y determinado, y que son atendidas por él, en conformidad a la Constitución y las leyes. En los establecimientos educacionales de propiedad o administración del Estado se promoverá la formación laica, esto es, respetuosa de toda expresión religiosa, y la formación ciudadana de los estudiantes, a fin de fomentar su participación en la sociedad.

El evidente conflicto entre ambos decretos ha obligado a generar nuevas normativas que intentan paliar la desventaja de los alumnos que no profesan la religión preferencial del colegio. Se ha intentado asegurar el derecho a eximirse y al menos tener algún tipo de supervisión y actividad de estudio, pero sin garantizar la existencia de docentes, contenidos ni programas alternativos. Así tenemos el Ordinario 702 de Mineduc que da la opción de aprovechar esas horas en alguna otra asignatura de la Formación General Común sólo si todos los apoderados y sin excepción alguna deciden eximir a sus pupilos. Es decir, basta con que un solo apoderado desee religión para que todo el resto del curso deba dedicar esas horas a algún repaso libre o ir a una biblioteca (en el mejor de los casos).

Ord-702 / 24-12-13 Mineduc
(Art. 5º) “En caso de que la totalidad de los padres o apoderados de un curso manifiesten en la encuesta que no desean que sus hijos o pupilos cursen clases de Religión, las horas correspondientes a dicho sector serán distribuidas por el establecimiento dentro de sectores de aprendizaje de la Formación General. En caso de que dicha opción sea ejercida por uno o algunos padres o apoderados de un curso, el establecimiento deberá arbitrar medidas para que el o los estudiantes correspondientes destinen dicho tiempo en actividades sistemáticas y regulares de estudio personal o grupal, dirigido y supervisado.”

Y el marco legal para fiscalizar la eximición y presencia de alguna actividad de estudio se encuentra ratificado por el Ordinario 0341 de Mineduc, que indica a los establecimientos llevar un registro de eximidos para los fiscalizadores de la Superintendencia de Educación. Y de hecho la Circular N° 1 de la Superintendencia que recoge la misma indicación. Pero nuevamente, indicando que deben tener alguna actividad de estudio supervisado sin garantía de contenidos, programas ni docentes, puesto que basta incluso solo la supervisión de personal paradocente.

Ord. 0341 23-05-16 Mineduc
2. Los padres, madres o apoderados de establecimientos educacionales no confesionales deberán manifestar por escrito en el momento de matricular a sus hijos o pupilos, si desean o no para ellos la enseñanza de Religión. En caso de que la deseen, señalarán si optan por un credo determinado. Se adjunta formato de encuesta sobre la enseñanza de la asignatura, para su aplicación por parte de los establecimientos educacionales. La encuesta aplicada y sus resultados debe mantenerse en el establecimiento, a disposición de la Superintendencia de Educación Escolar y sus fiscalizadores.

Circular N° 1 21-02-2014 Superintendencia de Educación
25.3. Consideraciones Específicas de las Clases de Religión.
En caso de que la totalidad de los padres y/o apoderados de un curso manifiesten en la encuesta que no desean que sus alumnos cursen clases de Religión, las horas correspondientes a dicho sector serán distribuidas por el establecimiento dentro de los sectores de aprendizaje de Formación General.
En caso de que dicha opción sea ejercida por uno o algunos padres y/o apoderados de un curso, el establecimiento debe arbitrar las medidas necesarias para que los estudiantes correspondientes destinen dicho tiempo en actividades sistemáticas y regulares de estudio personal o grupal, dirigido y supervisado.

A esto le podemos añadir la normativa explicitada en la web de denuncias de la Superintendencia de Educación, que insiste en que ningún niño eximido debe permanecer en la misma sala donde se imparte Religión.

Informativo para denuncias de Superintendencia de Educación

¿Es obligatorio para un(a) alumno(a) asistir a clases de religión?
No. Ningún(a) alumno(a) podrá ser obligado a asistir a clases de religión o de alguna religión que sus padres no hayan elegido libremente. Las clases de religión deberán ser impartidas por todos los establecimientos educacionales del país con carácter de optativas para los alumnos y sus familias. Los colegios deben encuestar a los padres en el momento de matricular a los alumnos(as) y preguntarles si desean que sus hijos reciban clases de religión y cuál credo.

-En el caso que el alumno no asista a clases de religión, éste debe estar a cargo de un asistente de la educación o docente establecido por el establecimiento educacional, mientras se imparta dicha clase.

Es importante recalcar que incluso los colegios privados confesionales están obligados a entregar la alternativa de eximición y ofrecer otra actividad supervisada, lo que se deja explícito en el Ord 0341 de Mineduc, la Circular N° 1 de la Superintendencia y el mismísimo DTO-924 (Art. 5o).

Circular N° 1 / 21-02-2014 Superintendencia de Educación
25.2. De los Establecimientos Educacionales Confesionales.

Los establecimientos educacionales confesionales, ofrecerán a sus alumnos la enseñanza de la Religión a cuyo credo pertenecen. Sin embargo, deberán respetar la voluntad de aquellos padres y/o apoderados que por tener otra fe religiosa, aún cuando hayan elegido libremente el establecimiento educacional confesional, manifiesten por escrito que no desean que su hijo asista a clases de Religión.

Pero aprender sobre religión es esencial, ¿o no?

Al exponer la situación de desventaja para los alumnos que no optan por la religión que el establecimiento pueda ofrecer, muchos no consideran que la asignatura de Religión es confesional y asumen que contiene conocimientos indispensables sobre religiones. Entonces usualmente argumentan que es necesario la persistencia del ramo, quizá con algunas modificaciones, para seguir entregando esos conocimientos.

Ciertamente la religión, como fenómeno antropológico, es un aspecto importantísimo de la cultura humana, y por supuesto que debe estar contemplado en Historia, Filosofía y Artes… ¡Y ya lo está!

En el DTO-220 del Mineduc ya se encuentra detallado y contemplado desde 1998 el estudio de los diversos credos y sus diferencias en la asignatura de Historia, sus valores y aspectos morales en Filosofía y el impacto artístico en Artes Visuales.

DTO-220 04-06-1998
Historia y Ciencias Sociales

Contenidos mínimos para Primer año (pág. 71-72)
1. f. Expresiones de diversidad cultural en la región: similitudes y diferencias de costumbres de las personas del campo y la ciudad, de diferentes credos religiosos, de distintos grupos étnicos. Las diferencias culturales como expresión legítima de visiones distintivas del mundo y cuestionamiento de estereotipos y prejuicios sociales: de género, edad, condición física, etnia, religión y situación económica.

Contenidos mínimos para Tercer año
3. La Europa medieval y el cristianismo. (pág. 76-77)
a. La Edad Media y el origen de la idea de «Europa»; estudio político y lingüístico del mapa europeo actual y su correlación con la era medieval.
b. El cristianismo en la conformación religiosa y cultural de Europa; la visión cristiana de mundo como elemento unificador de la Europa medieval; la importancia política del Papado y la diferenciación del poder temporal y el poder espiritual; el conflicto entre la Cristiandad y el Islam, incluyendo sus proyecciones hacia el presente.
4. El humanismo y el desarrollo del pensamiento científico.
a. El humanismo: una nueva visión del ser humano.
Sus fundamentos e implicancias: el ser humano como dominador de la naturaleza y como creador de la sociedad. La creatividad artística del Renacimiento.
c. Ruptura de la unidad religiosa: Reforma y Contrarreforma; secularización de la vida social y cultural.

Filosofía
Contenidos mínimos para Cuarto año (pág. 85)

3. Fundamentos de la moral
a. Algunos conceptos morales básicos: daño, autonomía personal, compromiso. El bien, el mal y la virtud.
La búsqueda de la felicidad, el sentido de la vida humana como proyecto. La libertad y la responsabilidad.
b. Diferentes fundamentos de la moral. La naturaleza humana: la concordancia con la naturaleza como criterio de determinación de la moral y sus influencias para una moral religiosa.

Artes Visuales (pág. 129)
Así mismo, se propone el conocimiento de grandes épocas, movimientos y artistas de la historia del arte, en el nivel nacional, americano y universal, identificando las principales funciones que cumple el arte en la sociedad, en relación con las dimensiones estéticas, sociales, culturales, religiosas y económicas.

El rol de las instituciones públicas en educación

Existen tres grandes instituciones públicas involucradas en los programas, contenidos y normativas vigentes para educación: el Ministerio de Educación (Mineduc), el Consejo Nacional de Educación (CNED) y la Superintendencia de Educación (SuperEduc). Estas tres han ganado notoriedad en las últimas semanas cuando se publicó el acuerdo 025/2018 del CNED con la propuesta de eliminar Filosofía y Ciencias Naturales del programa de Formación General Común, seguido de una lluvia de sensacionalismo, mensajes y comunicados oficiales un tanto contradictorios.

Según el DFL-2 del Mineduc, los programas y bases curriculares se elaboran en el Mineduc, para luego ser enviados al CNED y ser aprobados o informados con observaciones. Y finalmente, cuando Mineduc y CNED logran acuerdo entre propuestas y observaciones, el decreto final de Mineduc pasa al Presidente de la República para su firma y autorización. La Superintendencia de Educación, en cambio, cumple el rol fiscalizador de las diversas normativas vigentes y se encarga de sancionar a las instituciones que no las cumplan, como el caso del Liceo Mercedes Marín el 2015, por la denuncia de un apoderado cuyo hijo quedaba en la sala durante clases de Religión, sin ofrecerle alternativa.

DFL-2 02-Julio-2010 Mineduc
Art. 31. Corresponderá al Presidente de la República, mediante decreto supremo dictado a través del Ministerio de 
Educación, previa aprobación del Consejo Nacional de Educación, establecer las bases curriculares para la educación parvularia, básica y media.

Art. 86. Serán funciones del Consejo, en materia de educación regular parvularia, básica y media, y en las modalidades de educación de adultos y especial o diferencial: Ley Nº 20.370 Art. 53 D.O. 12.09.2009
a) Aprobar o formular observaciones fundadas a las bases curriculares para cada uno de los niveles de la educación regular parvularia, básica y media, y para las formaciones diferenciadas que existan o pudieren crearse en educación media, para las modalidades de educación de adultos y especial o diferencial, y para las modalidades que pudieren crearse.
b) Aprobar o formular observaciones a las adecuaciones curriculares para poblaciones específicas, incluidas, entre otras, los pueblos originarios y los talentos.
c) Aprobar los planes y programas para la educación básica y media, y para la educación de adultos, elaborados por el Ministerio de Educación. Dichos planes y programas serán obligatorios para aquellos establecimientos que no tengan propios.
d) Servir de única instancia en los procesos de reclamación de las decisiones del Ministerio de Educación de objetar los planes y programas que se le presenten para su aprobación.
e) Informar favorablemente o con observaciones el plan de evaluación de los objetivos de aprendizaje determinados en las bases curriculares de educación básica y media.
f) Informar favorablemente o con observaciones los estándares de calidad propuestos por el Ministerio de Educación.
g) Informar favorablemente o con observaciones las normas sobre calificación y promoción, dictadas por el Ministerio de Educación.
Cuando el Consejo formulare observaciones, el Ministerio de Educación deberá reingresar la solicitud,
informando acerca de la forma en que fueron subsanadas, teniendo el Consejo un plazo máximo de cuarenta y cinco días, contado desde el reingreso de la solicitud, para aprobarla o rechazarla.

Y entonces, ¿a quién se le ocurrió lo de Filosofía y Ciencias Naturales?

El acuerdo 025/2018 del CNED, publicado el 12 de febrero, incluye esta polémica cita:

6. Que, a su turno, el Consejo considera críticos los siguientes aspectos de la propuesta:
a. Si bien existe consenso en que las asignaturas de Filosofía y Ciencias Naturales son necesarias y aportan significativamente al desarrollo del pensamiento crítico, lógico y científico de los estudiantes, no existe acuerdo entre los consejeros acerca de la pertinencia de que formen parte de la Formación General Común para todos los estudiantes de III y IV Medio.

Siendo muy estrictos, el texto publicado sólo asegura que no existió un consenso entre los consejeros del CNED, pero tampoco permite deducir si la propuesta original de Mineduc abogaba por la pertinencia o la no pertinencia de tales asignaturas para la Formación General Común de III y IV Medio (y la propuesta original no está disponible a la fecha para el público general). Esto avala la necesidad de incorporar ambas instituciones en el debate, asegurando los procesos de transparencia y haciendo escuchar la voz de los miles de apoderados, alumnos y docentes que se han manifestado especialmente bajo la bandera del #DerechoALaFilosofía, #DerechoALaCiencia y #EducaciónLaica a través de redes sociales.

Educación y el futuro de Chile

La educación de los niños de hoy determinará el futuro de Chile, y debemos asegurar que cada hora lectiva sea del máximo provecho y entregue los contenidos que les permitan alcanzar su máximo potencial. Nuestras instituciones, y la ley en su estado actual, pusieron hoy en peligro a las asignaturas centrales para el pensamiento crítico y científico. Y estamos hablando de asignaturas que, en última instancia, determinan el éxito profesional personal y el desarrollo social, tecnológico y económico de toda la nación. Con todo esto, parece seguro que Mineduc elaborará una propuesta menos repudiable, pero es urgente revaluar la pertinencia de una ley arcaica, divisiva y causante de discriminación (DTO-924), que obliga a usar recursos de todos para impartir las doctrinas religiosas de sólo algunos.

Necesitamos una educación que potencie y no que frene. Que entregue conocimientos y habilidades; no dogmas. Que aprecie la diversidad de credos y religiones desde un punto de vista histórico y valórico, sin esconder sus aspectos negativos ni privilegiar a alguna en especial sólo por ser mayoritaria. Es decir, necesitamos una Educación Laica.

Marcos Telias.

 


Fuentes:

DTO-924_07-ENE-1984 (Obliga a colegios públicos a impartir clases de religión desde Prebásica a Media)

DFL-2_02-JUL-2010 (Asegura el carácter laico de la educación pública)

Ord 702 (2013-2014) (Indica el quórum de 100% de niños eximidos en un curso para poder reasignar las horas lectivas)

Ord 0341 23-05-16 (Asegura el derecho a eximición incluso para colegios confesionales y actividades de estudio para eximidos)

Circular 1 (2014) SuperEduc (Asegura el derecho a eximición incluso para colegios confesionales y actividades de estudio para eximidos)

DTO-220_04-JUN-1998 (Asegura contenidos sobre religiones en Historia, Filosofía y Artes)

Acuerdo 025/2018 CNED Feb 2018 (Menciona la propuesta de sacar Filosofía y Ciencias naturales del Plan de Formación General Común)

Marcos Telias

Codirector de Acción Secular. M.D. y Diplomado en Religiones Comparadas.