¿Por qué el Te Deum no fue transmitido por televisión?

Desde hoy se está realizando esta actividad de las Iglesias católica y evangélica. Pero el Te Deum no fue transmitido en vivo por televisión esta vez. Así que ante este aparente positivo paso hacia el laicismo, tengo dudas acerca de si realmente se trata de una iniciativa en favor de la libertad de conciencia en Chile.

¿Qué ocurrió?

Por primera vez, ningún canal de televisión se hizo cargo de esta difusión masiva. Sin embargo, al parecer esto tiene una razón monetaria de fondo. Y es que esta vez los canales no quisieron asumir los millonarios costos, estimados alrededor de los $21.000.000 (según AgenciaUNO). El gobierno, por su parte, decidió no incurrir en ese gasto, argumentando según su actual política de austeridad fiscal. Por lo tanto, y por primera vez, el Te Deum no será transmitido en directo.

Ahora, ¿cuál será la real motivación de fondo tras esto?

Te Deum como actividad oficial de gobierno

Como ya revisamos en una columna anterior, el Te Deum es una actividad de imposición de morales tradicionalistas. Es una instancia privilegiada donde las Iglesias realizan una declaración pública de sus exigencias al gobierno. Y es el gobierno el que erra al asistir de manera oficial, validando la actividad y sus mensajes.

Y tal como ya se ha discutido con anterioridad, las agrupaciones religiosas deben siempre tener una justa libertad para celebrar sus ritos y ceremonias. Pero distinto es cuando el gobierno participa de ellas de forma oficial. El gobierno, como ente de base democrática, debe siempre velar por el bien común y no privilegiar a un grupo de la población sobre otro; sobre todo cuando se trata de un grupo ya privilegiado y que busca imponer una moral propia.

Por lo tanto, y teorizando de buena fe, también podríamos suponer que la decisión por la que el Te Deum no fue transmitido, correspondería a una intención favorable por el laicismo por parte del gobierno. Y quizás no solamente por evitar gastar dinero. Pero sea como sea, el resultado sigue siendo un pequeño paso más hacia un Chile laico.

Te Deum no fue transmitido de forma privilegiada

Por otro lado, y según lo dicho por el gobierno, históricamente los canales habían asumido estos gastos de forma altruista. Pero este año decidieron no seguir realizando esta entrega de recursos a las Iglesias. Así que podríamos suponer que entre sus directivos ha habido una toma de conciencia acerca de la importancia del laicismo. Lo que perfectamente podría estar siendo potenciado a raíz de todas las últimas polémicas originadas en la Iglesia. Polémicas como la de Ezzati encabezando esta ceremonia, o los cada vez más cuantiosos casos de abusos y violaciones de menores por parte de los integrantes de esa institución.

Hasta ahora estas Iglesias habían tenido sendos privilegios para difundir estas actividades de influencia política, pero ya llegó el momento en que los medios de comunicación han comenzado a cambiar esto. Sea por la crisis económica de la televisión, o sea por evitar seguir privilegiando a las Iglesias, el hecho es que el paradigma está cambiando.

Paso a paso hacia el laicismo real

Quizás nunca sabremos con certeza si esta decisión es realmente por motivos económicos o por una toma de conciencia. Sin embargo, los resultados siguen siendo favorables para las personas. Porque si bien el gobierno aún sigue participando de manera oficial, al menos ya se resta uno de los principales privilegios con los que se contaba: la difusión a nivel nacional por televisión.

Son pequeños pasos hacia un laicismo real. Pasos que incluso sin una motivación clara, son pasos definitorios (posiblemente irreversibles), y que permiten seguir avanzando de forma sostenida y real.

Pedro Stein

Pedro Stein

Codirector y Vocero de Acción Secular. Publicista con formación en comunicación y marketing estratégico. Dedicado a entrenar a personas en oratoria y técnicas de comunicación. Dicen que también es locutor.