Editorial: Disculpas del papa Francisco y los ataques a los Laicos de Osorno

(11/4/18) Sobre la inesperada admisión del Papa Francisco y sus «graves equivocaciones»…

Sugiero analizar estas disculpas con cautela, especialmente cuando el pontífice responsabiliza a terceros. Señala que carecía de «información veraz y equilibrada» sobre el caso Barros, omitiendo la amplia difusión mediática de las denuncias, testimonios de víctimas y las manifestaciones de la organización de Laicos y Laicas de Osorno. Estos últimos exigiendo, con argumentos, la renuncia del Obispo Barros.

Y sin embargo, esto sin duda marca un paso adelante y un precedente histórico. Tal como fue señalado por Juan Carlos Claret, de Laicos y Laicas de Osorno, en Radio Sago, quien mantiene su postura crítica sobre el obispado chileno.

Pero luego, el mismo programa radial, entrevistó a José Manuel Rozas, vocero del sector de la congregación de Osorno de mayor fidelidad al Obispo Barros, que acusó a los Laicos y Laicas de Osorno de poseer un «mal espíritu de división», de hacer «funas y tomas en un templo» lo que «no refleja el espíritu cristiano».

Personalmente, y aunque soy muy, muy ateo…, me habría gustado tener la oportunidad para responderle a José Manuel Rozas y decirle que los Laicos y Laicas de Osorno están levantando su voz contra aquello que encuentran injusto o corrupto, refrescándole la memoria sobre el relato de Jesús haciendo su «funa» a los mercaderes en el Templo de Jerusalén. Ojalá más personas religiosas tuvieran como prioridad la justicia y los derechos, por sobre el respeto ciego a autoridades religiosas y dogmas primitivos.

Esa misma tarde saludé a los Laicos y Laicas de Osorno a través de Facebook, despidiéndome con: «Estimados, sigan metiendo ruido. Cuentan con el apoyo de varios ateos acérrimos».

Marcos Telias
Codirector de Acción Secular

Marcos Telias

Codirector de Acción Secular. M.D. y Diplomado en Religiones Comparadas.